Estrategias para tener éxito en la pérdida de peso

mentalizarse_pérdida de peso

Las claves para tener éxito en la pérdida de peso no solo residen en seguir una dieta sana, controlar las calorías y apostar por la actividad física. Para tener éxito a largo plazo no vale solo con eso ya que los cambios en el estilo de vida y hábitos alimenticios deben ser permanentes. Olvídate de las dietas milagro y todo aquello que prometa pérdidas de peso de forma rápida y fácil.

Para conseguir esos cambios permanentes y poder cumplir tus objetivos de peso puedes considerar las siguientes estrategias:

 

Comprométete: La pérdida de peso a largo plazo requiere tiempo y esfuerzo. Asegúrate de estar listo/a para hacer estos cambios en tu vida y de que tus razones sean las correctas.

Para mantenerte comprometido/a con tu objetivo, se necesita mucha energía mental es por ello que al igual que estas realizando un plan para conseguir perder peso, debes tener un plan para afrontar otras tensiones en tu vida. Soluciona primero problemas que puedas tener en el ámbito social, económico o mental y después de ello establece una fecha de inicio para comenzar tu nueva vida.

 

Establece metas realistas: Puede parecer obvio establecer objetivos realistas de pérdida de peso, pero en la mayoría de las ocasiones, nos ponemos objetivos imposibles de cumplir a largo plazo. Esto desemboca en  el sentimiento de la frustración y el posterior abandono se cualquier plan.

Una meta realista puede ser (dependiendo de tu peso): el 5 por ciento de tu peso actual. Incluso este nivel de pérdida de peso, puede ayudar a reducir el riesgo de padecer problemas de salud crónicos, como enfermedades del corazón o diabetes tipo 2.

Cuando establezcas metas, piensa en cumplir las acciones que te lleven a ello. “Caminar todos los días durante 30 minutos” es un ejemplo de una meta del proceso. “Perder 5 kg” es un ejemplo de una meta del resultado. No es necesario tener metas de resultado, pero debes establecer metas de proceso porque son la clave para el cambio de tus hábitos y la pérdida de peso.

 

Encuentra tu motivación interior: Nadie más puede hacerte perder peso. Únicamente tú tienes el poder de realizar cambios en tu vida. Haz una lista de lo que es más importante para ti, esto te ayudará a mantener el nivel de motivación, ya sean las próximas vacaciones o simplemente mejor salud.

A la hora de asumir tu compromiso ante la pérdida de peso, elige a aquellas personas que mejor te puedan apoyar y que te transmitan una energía positiva y optimista. Ellos pueden ser tu fuente de motivación: amigos, familia, los propios profesionales… Aquellas personas que sabes que te escucharán. De esta forma crearas tu propio grupo de apoyo.

Si por el contrario decides mantener tu plan en privado, seguir el control y la evolución de tu pérdida de peso a través de anotaciones (como el progreso y la programación de tablas de ejercicio diarias o el seguimiento  con herramientas digitales) te ayudará a mantener el grado de responsabilidad.

 

Disfruta de los alimentos saludables: La adopción de un nuevo estilo de alimentación que promueva la pérdida de peso debe incluir la reducción de calorías. Pero esto no tiene por qué significar renunciar al gusto, la satisfacción o incluso la facilidad de preparación de la comida.

Una manera de reducir la ingesta de calorías es comer más alimentos a base de frutas, verduras y granos enteros. Para ello te damos los siguientes consejos:

  • Reduce el consumo de azúcar.
  • Reemplazar los granos refinados por los granos enteros.
  • Come por lo menos cuatro porciones de verduras y tres porciones de frutas al día.
  • Utiliza cantidades modestas de grasas saludables, como aceite de oliva, aceites vegetales, aguacates, nueces y mantequillas.
  • Elije productos lácteos bajos en grasa, carne magra y aves de corral en cantidades limitadas.

 

Actívate: La actividad física puede ayudar a quemar el exceso de calorías que no se pueden eliminar a través de la dieta por sí sola. El ejercicio ofrece numerosos beneficios para la salud como: mejorar el estado de ánimo, fortalecer el sistema cardiovascular y reducir la presión arterial además de ayudar a mantener la pérdida de peso. Los estudios demuestran que las personas con mayor actividad física, mantienen su pérdida de peso a largo plazo.

Cuidado con la idea de pegarse el atracón y querer solucionarlo con una sesión de ejercicio extremo es una idea incorrecta. Lo único que conseguiremos será una lesión.

Una de las mejores maneras de perder grasa corporal es a través de ejercicio constante, como por ejemplo caminar enérgicamente durante al menos 30 minutos todos los días de la semana. Algunas personas pueden requerir más actividad física que otras para perder peso y mantener esa pérdida de peso.

Recuerda que cualquier actividad adicional ayuda a quemar calorías. Si no puedes dedicar tiempo a actividades físicas piensa en otras maneras de aumentarla en tus acciones rutinarias. Por ejemplo, subir y bajar escaleras en lugar de usar el ascensor.

 

Anticípate a los obstáculos:  Es muy importante ir más allá del reto y planificar como vas a gestionar los posibles obstáculos que puedan influir en conseguir tu meta.

Puede que tengas un revés ocasional, pero en lugar de tirar la toalla simplemente empieza de nuevo al día siguiente. Recuerda que estás planeando cambiar tu vida. Sigue tu estilo de vida saludable y los resultados valdrán la pena.


Otros links que pueden interesarte:

Dietética. Clínica Serralta

Coaching Nutricional. Clínica Serralta

Si deseas más información sobre nuestros servicios de tratamiento de la obesidad, puedes contactarnos a través del 961 135 180 ó 628 25 11 28.


Fuente del artículo: mayoclinic.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *