AUTOEXPLORACIÓN MAMARIA. Día Mundial Contra el Cáncer de Mama

Senología Clínica Serralta. Dra. Diana Escribano.

La autoexploración mamaria es el primer paso para detectar el cáncer de mama. Se debe realizar una vez al mes, la semana posterior a la menstruación y, en el caso de las mujeres menopáusicas, se recomienda establecer un día al mes para realizarla. Hay que tener en cuenta que los bultos que se puedan detectar no tienen por qué ser malignos, como es el caso de los fibroadenomas o de los quistes mamarios. De cualquier manera, cualquier alteración que se detecte debe ser motivo para solicitar consulta con un especialista.

Autoexploración cáncer de mama

La primera autoexploración mamaria debe realizarse a conciencia, ya que permite conocer el aspecto y consistencia normal de las mamas, lo que permitirá posteriormente identificar posibles cambios. Según la organización Breast Cancer los 5 pasos para la autoexploración son:

1. Posición 1: Frente al espejo, con los hombros rectos y las manos en las caderas. Las mamas deben tener las siguientes características:

  • Tamaño, consistencia y forma simétrica
  • Color y textura de la piel normales
  • No deformaciones ni inflamaciones. Hay que tener en cuenta que la glándula mamaria tiene una consistencia nodular e inicialmente puede tenerse la sensación de que se palpan pequeños bultos.

2. Posición 2: brazos levantados. Las mamas deben tener las mismas características. Observar que no aparezcan en esta posición zonas hundidas o retraídas en la piel o a nivel de la areola y el pezón.

3. Frente al espejo. Observa si existe secreción de líquido por el pezón de forma espontánea o a la presión (si lo hubiera, fíjate en el color: transparente, lechoso o amarillento, o sangre)

4. Posición 3: Acostada boca arriba. Con las yemas de los dedos, manteniendo los dedos rectos y juntos, palpa la mama izquierda con la mano derecha y viceversa. Procura utilizar un tacto firme y pausado. El movimiento debe ser en pequeños círculos y siguiendo siempre el mismo patrón para asegurarse de explorar la mama entera. Puedes comenzar desde el pezón y avanzar en círculos cada vez mayores hasta llegar al borde exterior de la mama (axilas, clavícula y la unión del pliegue del pecho con la parte superior del abdomen).

5. Posición 4: De pie o sentada. Explora la mama completa con los mismos movimientos que se describen en el paso 4.

Si tienes dudas o has notado alguna anomalía puedes pedir cita con nuestra especialista en Senología, la Dra. Diana Escribano. De esta manera, podrás asesorarte sobre cómo tienes que realizar tu autoexploración o recibir un diagnóstico. Desde Clínica Serralta aconsejamos la mamografía y/o ecografía mamaria como Plan de Prevención a todas las mujeres mayores de 45 años, especialmente a las que cuentan con antecedentes de cáncer de mama en su familia.

CUÍDATE, solicita tu cita : 961 135180 · www.clinicaserralta.com · Senología Clínica Serralta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *