“El beneficio que he obtenido es brutal, es calidad de vida”

Nelson es paciente de Clínica Serralta, recibió tratamiento quirúrgico para poner fin a su hernia de hiato. Un año después de su cirugía nos cuenta como cambió su vida.

Nelson acudió a nuestras consultas en busca de una solución definitiva a su hernia de hiato. Llevaba dos años sufriendo los siguientes síntomas: dolor, ardor, acidez y cosquilleo en la boca del estómago. Además de ello, tuvo que restringir drásticamente su dieta con ciertos alimentos (café, bebidas carbonatadas, cítricos, comidas picantes…), medicarse diariamente con omeprazol y comer cada tres horas, incluso a mitad noche, para aminorar los malestares que le producía la hernia. Todo ello afectó a su calidad de vida, con la impotencia de no tener perspectiva de cura a corto plazo y con 31 años.

Después de visitar varios profesionales, decidió operarse con el Dr. Serralta. La confianza en un equipo de cirugía especializado, la solicitud de pruebas concretas y la opción de tratamiento quirúrgico para su caso fueron clave para ponerse en nuestras manos.

Tras la cirugía, con la ayuda de nuestra nutricionista Luisa Rincón fue introduciendo alimentos y reeducando la manera de ingerirlos. Particularmente Nelson perdió 10 kilos debido al cambio de hábitos alimenticios.

Actualmente, hace un año de su intervención y los resultados son muy positivos. Sigue una dieta normal, sin restringir alimentos, puede irse a dormir sin miedo a despertarse por el dolor, no toma omeprazol ni sufre dolores ni malestares.

Si quieres conocer toda su experiencia como paciente de la Clínica Serralta no te pierdas su testimonio. Para más información, puedes contactarnos a través del 628 251 128 ¡Te esperamos!

Otros links de interés:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.