ByPass Gástrico

La operación de Bypass gástrico consiste en reducir el estómago y hacer que los alimentos vayan directamente hacia el final del intestino. Esta operación se realiza mediante cirugía laparoscópica y se lleva a cabo en dos pasos:

En primer lugar se reduce el estómago, seccionándolo en su parte más alta, y dejándolo dividido en dos partes:

  • una parte del estómago muy pequeña (aproximadamente 50 cc) que recibe el alimento.
  • una parte “residual” del estómago, por donde no pasa el alimento, pero que no se extirpa, y que sigue funcionando secretando sus jugos.

En segundo lugar se secciona el intestino y se une por la parte pequeña del estómago para que la secreción de los jugos biliopancreáticos y el alimento se unan de 75 a 200 cm del estómago.

De esta manera se reduce la capacidad del estómago para albergar alimentos (pasando de los aproximadamente 1000 cc habituales del estómago de una persona obesa a unos 50 cc tras la intervención), y además puenteamos el intestino para que no se absorba gran parte de los alimentos que se ingieren.

Por la malabsorción que produce es la técnica que más éxito tiene en la pérdida de peso, pero por sus características de riesgo solo debe utilizarse en pacientes seleccionados.

 

Técnicas relacionadas