Cirugía Laparoscópica

La Cirugía Laparoscópica ha supuesto el mayor cambio en el abordaje de las patologías abdominales desde el inicio del desarrollo de la cirugía.

Consiste en realizar las intervenciones sobre los órganos abdominal a través de pequeñas incisiones en el abdomen, en vez de a través de aperturas amplias de la pared abdominal. Para realizar esta intervención se utilizan instrumentos que permiten la visión y el trabajo dentro del abdomen (insuflador de aire, ópticas de visión e instrumental específico).

Todos nuestros especialistas en cirugía están específicamente formados en esta técnica. Así podemos ofrecer la realización de la inmensa mayoría de los procedimientos quirúrgicos mediante el uso de esta cirugía, aunque serán nuestros especialistas los que le aconsejen sobre el uso o no de esta técnica.

Las ventajas demostradas del uso de la laparoscopia en las intervenciones quirúrgicas son:

  • Una más rápida recuperación del estado previo a la intervención, debida a una menor cicatriz y, por lo tanto, un menor dolor, un menor tiempo de íleo postoperatorio (un menor tiempo de recuperación de la función del intestino) y, una más rápida de ambulación y vuelta a la ingesta oral tras la cirugía.
  • Una menor estancia hospitalaria.
  • Una menor tasa de infecciones de herida y de hernias de las heridas.
  • Un mejor resultado estético.

Técnicas relacionadas