Psicología Bariátrica

Para someterse a Cirugía Bariátrica, es necesario reunir una serie de condiciones, es por ello que, la selección de candidatos para el tratamiento quirúrgico de la obesidad, requiere una cuidadosa evaluación psicológica para asegurar el éxito de la cirugía y descartar los efectos no deseados o la ineficacia de la misma.

De este modo, Clínica Serralta cuenta con el departamento de Psicología Bariátrica, el cual es el responsable de realizar la valoración de idoneidad a los pacientes. Esta valoración detallada de los hábitos de alimentación y las conductas alimentarias son primordiales a la hora de decidir la técnica quirúrgica que sea más eficaz para cada paciente.

En primer lugar se analiza la historia del paciente y el motivo de su enfermedad, descartando así posibles patologías que sean incompatibles con someterse a una cirugía. Posteriormente se inicia el proceso de preparación para conseguir una estabilidad emocional y crear en los pacientes un alto nivel de fuerza de voluntad y motivación para realizar un cambio definitivo en su alimentación.

En algunos casos también es necesario un seguimiento postoperatorio del paciente para reforzar una buena conducta alimentaria.

Técnicas relacionadas